viernes 24 de noviembre del 2017
 
Niño entre murallas Imprimir E-Mail

Por: Eva Huamán
Colegio Fe y Alegría 2
Foto: Giannina Lino
Liceo Naval teniente Clavero
Corresponsales Escolares Asignadas

Desde que lo vimos deducimos su corta edad y nos preguntábamos una vez mas el porque un niño tiene que trabajar. Pedrito que así lo llamaremos en esta ocasión, es un pequeño de tan solo 10 años, quien vende chicles a los alrededores del palacio de gobierno. El cursa el quinto grado de primaria, su curso favorito es lógico matemático y su gran sueño es ser el mejor medico del mundo. Así como se esfuerza en sus estudios, también se empeña por ayudar a su madre con los gastos de la casa.

Un niño entre murallas
Un niño entre murallas

Es así como lo encontramos a Pedrito, trabajando, pero también en un terrible situación, el había sido apresado por los guardianes del parque La Muralla y considerados por estos un ladrón. Había ingresado a este parque a ganarse algunas monedas junto a su amigo, al terminar de recorrer el lugar ofreciendo sus productos salieron corriendo con temor de que los de seguridad le quiten su dinero o lo despojen de sus mercadería, este acto fue sospechoso para la seguridad, logrando atrapar solo a Pedrito.

Al no tener de que acusarlo, la excusa que dieron  a las personas que presenciaban  este hecho fue que habían desaparecido los huevos de los gansos. El niño insistió que le buscaran y el hombre lo hizo pero no encontró nada. Entonces fue  cuando vino otro señor de seguridad y lo agarro bruscamente de su ropa y se lo quiso llevar, pero en medio de sus lágrimas Pedrito pedía que lo dejen ir.

Toda la gente que salía del parque se unió con un solo propósito, que soltaran al niño. Después de unos veinte minutos, los guardianes se dieron cuenta que no faltaba ni un supuesto huevo extraviado y dejaron ir al infante.

Pedrito estaba muy asustado, lo acompañamos unas cuadras, le íbamos dando consejos sobre la vida mientras que sus miedos se disipaban, finalmente tomamos caminos diferente y en nuestra memoria quedo el rostro de un niño victima de la injusticia pero también apoyado por muchas personas que luchan contra eso.

micomercio.com.pe

Vota!: / 15
MaloBueno