lunes 20 de noviembre del 2017
 
Una experiencia inolvidable Imprimir E-Mail

Por: Stephany Bravo Mezarina
I.E. P.N.P CAP “Jorge Cieza Lachos”
Corresponsal escolar asignada

Publicado el 28 de diciembre en El Comercio
Publicado el 28 de diciembre en El Comercio

Solo una vez en tu vida tienes la dicha de acompañar a una persona que ama tanto la carrera que vas a seguir, y estar presente en uno de sus días de trabajo. Me levanté muy temprano pensando en lo que iba a hacer  ya que el hecho de salir de comisión con un periodista de El Comercio me trajo miles de interrogantes. Me preguntaba si esta vez sería distinto a los eventos que solía cubrir como corresponsal escolar.

Al llegar a la sede tuve una mezcla de sentimientos. Tal vez era el placer que sientes al saber que tu esfuerzo y dedicación es recompensado con una experiencia inolvidable.
Me dirigí a la redacción para conocer a Iván Herrera, periodista de la Sección Lima, que acompañaría. Me presentaron con él y de inmediato me dijo: ¡Nos vamos!. Nuestra primera comisión fue entrevistar a César Arévalo, subgerente de Estudios de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de Lima, para que nos informe sobre el plan de chatarreo, proyecto para renovar el parque automotor. El tema fue un poco confuso pero gracias a las explicaciones de Iván logré comprender.

Luego regresamos al diario; recuerdo que en la mañana no había tanta gente laborando. Como todo mini periodista curioso, empecé a observar a mí alrededor y noté que muchos de los periodistas que estaban escribiendo estuvieron presentes durante mi etapa de formación en los talleres de corresponsales escolares. En esos minutos recordaba en cámara lenta aquellos gratos momentos; en verdad me sentía muy contenta.

Mi siguiente misión fue llamar a todas las municipalidades de los distritos del litoral limeño para saber en qué playas de la zona se podía acampar en Año Nuevo. Las llamadas fueron para un artículo que se publicó el 28 de diciembre en el diario y que por cierto también lleva mi crédito por colaborar con  Iván en la nota.

Estaba satisfecha conmigo porque sentí que ayudé mucho a mi compañero. Imagino que debió ser difícil tener a una adolescente a su lado interrogándolo sobre diversos temas mientras trabajaba, pero noté que él sabía que así nos sentímos todos los que queremos abrazar esta profesión. La visita duró hasta las cinco de la tarde pero para mí durará toda la vida porque en un par de horas sentí que era una verdadera periodista. Esta parte del premio que recibí por ganar en el concurso “Promoviendo Valores” es el mejor que haya tenido. No hay nada más valioso para mi que ir a la universidad teniendo una experiencia periodística en el diario más prestigioso del Perú.

micomercio.com.pe

Vota!: / 28
MaloBueno